Este verano va a ser especial, después de estar dos meses confinados a todos nos apetece pasar el máximo tiempo posible fuera de casa. Al estar más tiempo en el exterior, la piel se va a ver sometida a muchas más agresiones externas de las que está acostumbrada: sol, calor, agua de mar, viento de la montaña, picaduras de mosquitos, excesos de comidas más copiosas, etc…

Por ello, es indispensable prepararla para todas estas agresiones, iniciando las vacaciones con la piel perfectamente limpia e hidratada.

¿Qué necesita la piel en los meses de calor?

Además de los tratamientos en el centro de belleza, los cuales siempre son recomendables para aportar un extra de cuidado a tu piel antes del comienzo de la temporada estival, los expertos apuntan que no debemos descuidar la rutina diaria que hemos seguido durante todo el año, de hecho, lo ideal sería reforzarla.

Es importante iniciar las vacaciones con una piel limpia y libre de imperfecciones. No debemos olvidarnos de limpiarla de forma diaria y reponer la hidratación con más frecuencia, ya que como hemos dicho vamos a estar más expuestos a las agresiones externas.

Por otra parte, la protección solar es imprescindible, debemos repetir la aplicación de la crema solar tantas veces como sea necesaria (no basta con dárnosla una vez al día) y no hay que olvidar ninguna zona del cuerpo. Además, es recomendable utilizar accesorios como sobrero y gafas de sol para evitar una exposición total en la cara.

Ahora bien, es posible que con tantos productos te surjan dudas. Recuerda que la regla de oro para aplicar las cremas faciales es comenzar con los productos más ligeros y terminar con los de mayor densidad. No te preocupes, desde OLAND queremos ayudarte con esta sencilla guía:

Paso 1. Limpiador: Tu piel deberá estar completamente limpia para que todos los productos que apliques actúen de manera eficaz.

Paso 2. Tónico: Este es un paso opcional, pero recomendable. El objetivo de este producto es terminar de limpiar la piel y clarificar los poros.

Paso 3. Sérum: El objetivo de estas lociones es aportar a tu piel ingredientes activos en dosis concentradas.

Paso 4. Contorno de ojos: Un error muy común, aplicar el contorno de ojos al final. Al igual que los sueros, estas lociones son muy ligeras, por lo que si las aplicas sobre una crema hidratante no alcanzarán a penetrar como deben.

Paso 5. Crema hidratante: No importa si tu piel es grasa, ya que necesitará hidratación igualmente, este producto es un básico en cualquier rutina.

Paso 6. Protección solar: Nunca deberás salir a la calle sin protector solar, pero si la aplicas antes de tiempo, harás que el resto de tus productos hayan sido completamente inútiles. Eso sí… siempre deberá ir antes del maquillaje.

Siguiendo estos sencillos tips podrás presumir de un rostro radiante y luminoso a la vez que protegido.

¡Disfruta del verano sin que tu piel sufra las consecuencias!