En 2018 se estima que el 50% de los consumidores buscaban productos de belleza de estas características en China, Europa y Estados Unidos.

¿Sabemos realmente cuál es la diferencia entre los productos naturales y orgánicos?

La cosmética orgánica y natural no tiene ni una definición ni una regulación común y oficial.

Actualmente existen más de 30 organismos independientes a nivel mundial que acreditan los productos como naturales u orgánicos en base a diferentes criterios.

Los productos naturales

Son aquellos elaborados con ingredientes naturales. Estos son aquellos que provienen de plantas, animales, microrganismos o minerales que se encuentran presentes en la naturaleza.

Además, el proceso de producción debe asegurar la integridad de estos ingredientes.

Los productos orgánicos

Son productos naturales elaborados de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente. La cosmética orgánica procede de ingredientes que pasaron por un proceso de producción libre de:

  • Productos químicos sintéticos (Fertilizantes, pesticidas, colorantes, conservantes…)
  • GMOs (Organismos modificados genéticamente).

Otra de las confusiones más habituales para los consumidores es la diferencia entre los términos orgánico, ecológico y bio.

En Reino Unido y Estados Unidos se utiliza más el término orgánico, en España se suele hablar de ecológico y en Francia ha triunfado el concepto Bio.

Sin embargo, todos estos conceptos hacen referencia a que los ingredientes han sido obtenidos de forma respetuosa con el medio ambiente a través de la agricultura ecológica, siguiendo las normas establecidas por la legislación de cada país.

ECO-ORGÁNICO-BIO

En OLAND queremos ir más allá de la etiqueta de natural para ofrecer a tu piel todos los beneficios de la cosmética orgánica.

Todos nuestros productos cuentan con más de un 95% de ingredientes que provienen de agricultura ecológica, ya que nos importa el origen, pero sin renunciar a la eficacia.

Toda la línea está diseñada para garantizar la máxima afinidad y compatibilidad con tu piel, incluso si esta es sensible. Además, nuestros productos son completamente veganos.

En conclusión, los productos naturales y orgánicos no son iguales. Los productos orgánicos, a diferencia de los naturales, requieren un gran esfuerzo para asegurar que todo el proceso de producción de los ingredientes es sostenible y respetuoso con el medio ambiente.