Los consumidores reclaman certificaciones que aseguren el origen y la composición de los productos que utilizan.

A diferencia de la alimentación, la cosmética orgánica y natural no tiene una regulación común y oficial, por lo que existen diferentes organismos privados que promueven distintas certificaciones.

Muchas veces creemos que por encontrar una de estas certificaciones en las cajas y envases de los productos se trata de cosmética orgánica.

Es importante mencionar que las entidades certificadoras suelen ofrecer distintas categorías en función de la cantidad de ingredientes orgánicos certificados que incluya el producto.

Lo más normal es que encontremos tres niveles:

  • Cosmética natural certificada: Contiene ingredientes naturales, pero no ingredientes orgánicos.
  • Cosmética natural certificada con un determinado porcentaje de ingredientes orgánicos: Contiene ingredientes naturales y orgánicos (en menor proporción).
  • Cosmética orgánica certificada: Contiene fundamentalmente ingredientes orgánicos.

La principal diferencia entre las certificaciones son los criterios utilizados para clasificar los productos en una categoría u otra en función de la cantidad de ingredientes naturales u orgánicos que contengan.

Podemos observar que muchas marcas hablan de cosmética orgánica certificada, pero es importante saber qué entidad privada hay detrás de cada certificación.

Actualmente, existen más de 30 entidades certificadoras a nivel mundial, lo que se traduce en una gran disparidad de sellos.

OLAND cuenta con la certificación NATRUE, una de las más exigentes y reconocidas a nivel mundial.

NATRUE es una asociación internacional sin ánimo de lucro comprometida con la promoción y la protección de la Cosmética Natural y Orgánica a nivel mundial.

Todos los productos OLAND cuentan con la certificación de cosméticos orgánicos, lo que quiere decir que contienen más de un 95% de ingredientes que provienen de cultivos ecológicos.

NATRUE LOGO

El criterio de NATRUE para cosméticos orgánicos es uno de los más exigentes y difíciles de alcanzar.

Si lo comparamos con otras grandes entidades certificadoras, normalmente un producto de belleza se certifica como orgánico si el 95% de los ingredientes de origen vegetal que contiene son orgánicos.

No obstante, basta con que estos ingredientes vegetales sean como mínimo un 20% de la fórmula total.

Sin embargo, NATRUE certifica un producto de belleza como CERTIFIED ORGANIC COSMETIC solamente si el 95% de las sustancias naturales o sustancias derivadas de origen natural presentes son orgánicas.

De este modo, NATRUE exige que el 95% de los ingredientes de la fórmula total sean orgánicos.

Los productos OLAND cuentan con aguas de frutas orgánicas, las cuales garantizan una total compatibilidad y afinidad con tu piel.

Cabe destacar que, al menos el 75% los productos de la marca deben cumplir con el Estándar de NATRUE para obtener la certificación.

NATRUE exige un alto nivel de compromiso y no permite certificar solo productos aislados, ya que esto contribuiría a confundir a los consumidores.

Esta norma establece un alto nivel de transparencia y compromiso que ayuda a combatir el greenwashing, a diferencia del resto de certificadoras.

Natrue Certification

Es fundamental utilizar cosméticos orgánicos certificados hechos a base de ingredientes obtenidos y procesados de forma respetuosa con el medio ambiente.

Además, es fundamental conocer qué hay detrás de cada certificación, puesto que no todas son tan exigentes como parecen.

Desde OLAND confirmamos que todos nuestros productos cuentan con la CERTIFICACIÓN NATRUE de COSMÉTICOS ORGÁNICOS.